20 mar. 2019

A veces menos es mucho más: una blusa encantadora



Debo decir que me declaro fiel admiradora de la manga japonesa, del origami, del kimono en cualquiera de sus múltiples versiones, de las mareantes rayas de Issey Miyake o de los sugerentes volúmenes que consigue Shingo Sato. Que adoro todos y cada uno de los patrones que conozco de Yoshiko Tsukiori, y que me cosería todas las prendas de Lynn Mizono. Por citar solo algunos de los más conocidos para mí.


Me encanta ese debate entre el sofisticamiento máximo -que admiro mucho, aunque nunca llevaría encima-, y la absoluta sencillez, de la que me siento totalmente deudora.

Pues hurgando en ese segmento de líneas rectas y formas sencillas, descubrí el año pasado un patrón que se me pegó a la retina desde el mismo momento en que lo ví. Es de esas cosas que de puro sencillas uno piensa ¿cómo no se le ha ocurrido a nadie hasta ahora?.

Básicamente, en este cartel la diseñadora nos está mostrando el patrón:


Y es que a veces se nos olvida que justamente en esa sencillez está toda la genialidad de la idea. Lo encontré en Sunshine_to_you, y quiero compartirlo con vosotros.



Si veis la prenda colgada, la verdad es que cuesta imaginar cuál será su caída sobre el cuerpo. ¿Qué efecto producen dos cuadrados de tela sobre los volúmenes del cuerpo? ¿Cómo hacer para que solo dos rectángulos puedan adoptar texturas y estampados varios?. Pues Sachiko Kihara lo resuelve de esta forma tan creativa: descomponiendo cada cuadrado en tres piezas, tal y como véis.


Atención costureras que estáis iniciándoos en este mundo de la aguja. Este patrón está al alcance de cualquiera por poca práctica que tengas. Lo coserás en una tarde, y si consigues combinar bien las telas y los colores, acabarás prendada de esta blusa fresca y cómoda. Te aseguro que ninguna de tus amigas se resistirá a preguntarte por ella.


La pena es que no parece que comercialice el patrón, por lo que se ve en la web ella expone y vende las prendas hechas.


Yo me cosí una de prueba para comprobar, ya que mis medidas son muy diferentes a las de las modelos que lo muestran. Y sólo tuve que transformar el cuadrado a partir de las sisas, dándole un poco de aumento hacia el bajo. 


Pero después de esa inicial, me he cosido estas otras dos, se cose tan rápido...

Edito: A continuación, y para quienes me lo habéis pedido, os dejo un esquema con las medidas utilizadas para mí, teniendo en cuenta que van sin margen de costura, por lo tanto en el patrón final habría que añadirlo.


Fin edición.

Yo lo he hecho en modo blusa, pero ella también los tiene en modo vestido, simplemente alargando cada una de las piezas y queda igual de estupendo, aunque yo aún no lo he probado.


Las medidas en la  talla única que propone la diseñadora son casi cuadradas: de 55 cm. de largo por 60 cm. de ancho, pero resulta sumamente fácil adaptarlas a cada una de nosotras.

Os gusta?, Os animáis a coserla?. Mientras tanto, nos encontraremos en MIMI una semana más. Mil besos¡¡¡






6 mar. 2019

Camiseta con rayas interesantes

Esta es una de las cuatro camisetas que me cosí la primavera pasada y que se quedó aquí esperando fotos. Será la única que vea la luz, las demás son bastante básicas y no tienen nada especialmente  interesante para mostrar.


Está inspirada en la Bethioua, de Ellepuls, en la Camista ranglan CE de Naii y en aquella otra diseñada por La Pantigana en 2014 que tanto recorrido tuvo, y cuya originalidad está en sus mangas: ranglan por delante y continuadas a modo de canesú redondeado en la espalda.



Este canesú trasero queda especialmente interesante si juegas con la oblicuidad de las rayas: te puedes esmerar un poco para casarlas cuidadosamente y conseguir este efecto en pico. 


Hice los puños largos y abiertos para tener la opción de volvérmelos si llega el caso, porque la manga larga del todo me ata un poco cuando estoy haciendo cosas...


Para realzar las uniones de las mangas con el cuerpo le puse un vivo a contraste por delante y por detrás, que me gusta bastante. El escote va rematado con una vista. Creo que ambos elementos alejan un poco la prenda de la camiseta clásica.

También puede ser una opción interesante remarcar la forma de las mangas y canesú con alguna puntada decorativa o con recubridora si se tiene, ambas soluciones creo que son incluso más sencillas que el vivo. 


La tela es sudadera de punto de Nosh, de unas cuantas de ellas que compré rebajadas con estampados distintos pero pensando que el color base era el mismo, lo que me permitiría combinarlas. Luego resultó que los colores reales no eran tan iguales...😌.

En todo caso el tejido es de muy buena calidad, como todos los de esta casa. Tiene bastante cuerpo y se cose y lava francamente bien.

Qué te parece?

Esta semana enlazo de nuevo con MIMI. Allí nos vemos¡¡